dimarts, 19 de novembre de 2013

No nos pagan



Puede parecer un poco tétrico, pero ahora mismo me siento 
como el hombrecito este al borde del abismo...


Se veía venir, han pasado los meses y los nuevos inquilinos no pagan. No es que el dinero nos sobre, así que no saber ni contar con ese dinero es esencial, ya que una de las razones para alquilar el piso era justamente conseguir tener dinero extra para pagar el nuevo. Un desastre. Hay momentos en los que pienso que deberíamos habernos quedado donde estábamos. En lo que llevamos, que es poco, nos llaman con problemas y con temas que cansan, y siempre pidiendo rebajas, no sé. Este mundillo sabía que era complicado, pero jamás pensé que diera tantos dolores de cabeza, al final, acabas pensando que entiendes porqué la gente no quiere alquilar sus pisos y que prefiere otros métodos, no sé, como por ejemplo vender.

Nos estamos planteando justamente el venderlo, aunque Andrés le tenga tanto apego y quiera que se quede para cuando el bebe crezca, le digo que falta demasiado para eso, y que mejor que nos lo saquemos de encima, no sé que haremos, pero esto pinta mal.